Categorías

Control de clima 

Subcategorías

  • Controladores de Clima

    Los Controladores de Clima son dispositivos de gran eficacia y utilidad para nuestros cultivos de interior. Con ellos podemos mantener, de forma automatizada y desatendida, los parámetros de temperatura, humedad y presión negativa, tan importantes para el correcto desarrollo de nuestras plantas. Los controladores son los encargados de arrancar, parar y regular las velocidades máximas y mínimas de dispositivos como estufas, calefactores, humidificadores, intractores e intractores en función de parámetros pre ajustados.

    Con los controladores de clima podemos despreocuparnos de estar continuamente tomando mediciones y encendiendo, apagando y regulando nuestros dispositivos.

    Dentro de nuestro catálogo de controladores de clima podrás encontrar desde los dispositivos más sencillos como los simples reguladores de potencia, que no llegan a ser controladores como tal, porque no son completamente autónomos, pero nos sirven para regular la velocidad de extractores o intractores en función de mediciones manuales.

    Subiendo en el escalafón llegamos a los controladores de humedad y temperatura de Cornwall Electronics que ya si son verdaderos controladores de clima, a los que podemos conectar dispositvos de ventilación, extracción y estufas. Se encargan de encender y apagar los dispositivos de nuestro cultivo en función de la temperatura o la humedad límite preajustada. Son aparatos fáciles de utilizar, útiles y económicos

    En el siguiente peldaño nos encontramos con los controladores de clima GSE, que son dispositivos de más alta gama y existen una gran variedad de ellos con diversos ajustes. Tenemos Controladores de Humedad, de temperatura y velocidad mínima, de temperatura y presión negativa, de humedad, temperatura y presión negativa, de temperatura, velocidad mínima y máxima e hysteresis y por último los controladores profesionales por transformador para temperatura o para temperatura y humedad tanto para controlar un extractor como dos extractores.

    En último lugar puedes encontrar controladores de clima de alta gama como el Evolution digital y los controladores cli-mate que controlan de forma precisa y eficiente la velocidad, la temperatura, la humedad y la hysteresis.

    Controlando los parámetros de temperatura y humedad en nuestros cultivos de interior obtendremos cosechas mucho más saludables, abundantes y de mayor calidad.

    Elige tu controlador de clima del amplio catálogo que ponemos a tu disposición el cual se irá completando con aquellas novedades que vayan a apareciendo en el mercado y que consideremos que pueden ser de la mayor utilidad para el cultivador y al precio más competitivo

  • Deshumidificadores

    Deshumidificadores para tu cultivo de interior

    Dispositivos con los que podrás reducir el nivel de humedad de tu cuarto de cultivo o de tu habitáculo de secado de marihuana.

    Además de estas funciones, se trata de deshumidificadores normales que se pueden usar en cualquier otro ámbito de uso más general.

    Capacidad de deshumidificación de los deshumidificadores

    Depende de la temperatura y la humedad del ambiente, cuanto mayores son estás mayor es también la capacidad de deshumidificar. Esta capacidad nos viene indicada normalmente el kW y a menudo los deshumidificadores llevan incorporado un pequeño piloto led que cambia de color y  nos indica que el depósito de agua esta lleno.

  • Extractores

    Extractores para cultivo de inteiror de Marihuana

    Los extractores son un elemento imprescindible en nuestro cultivo de interior de marihuana ya que nos ayudan a renovar el aire tan necesario para la correcta nutrición de las plantas.

    Ponemos a tu disposición todo tipo de sistemas de extracción o inducción de aire destinados al cultivo de cannabis en interior, aunque pueden tener otros usos de carácter más general.

    Para saber que extractores necesitamos en una sala de cultivo debemos multiplicar el volumen de la habitación por entre 30 y 60 y eso nos dará la cantidad mínima y máxima  de metros cúbicos de aire que el extractor debe evacuar en una hora. Por otro lado y para evitar la despresurización el intractor debe tener menor potencia que el extractor.

  • Humidificadores

    Humidificadores para cultivo de marihuana en interior

    Los humidificadores impiden que el ambiente se vuelva excesivamente seco lo que puede ser perjudicial tanto para la salud de las plantas como la de las personas. Como todos sabemos en el cultivo de interior de marihuana hay que moverse en unos rangos adecuados de temperatura y humedad que pueden variar dependiendo de la fase en la que nos encontremos, crecimiento y floración, pues tanto los humidificadores como los deshumidificadores nos facilitan esta tarea.

    El Humidificador de aire es ya una herramienta imprescindible cuando cultivamos cannabis en interior, aún más en la fase de crecimiento de nuestras plantas y sobre todo para el mantenimiento de plantas madres y para las tareas de propagación de esquejes ya que en ambas tareas la humedad relativa del aire tiene que ser bastante alta y la forma de conseguirlo es mediante el uso de este dispositivo.

  • Tubos

    Tubos y conductos para la extracción de aire  de tu cultivo de interior.

    Se conectan a los extractores, a filtros de carbono o reflectores de tipo cooltube y nos sirven para tener nuestro interior de cannabis en las mejores condiciones de ventilación.

  • Ventiladores

    Ventiladores para cultivo de interior de marihuana

    A veces no se repara mucho en la importancia de tener un buen ventilador en nuestro cultivo de interior de marihuana, pero si analizamos los beneficios que aporta a nuestras plantas, se convertirá en un elemento indispensable para dirigir nuestra plantación hacia el resultado más optimizado y natural.

    Con el uso de ventiladores en tu cultivo de interior conseguirás remover el aire de tu armario o cuarto contribuyendo a la regulación, o mejor dicho, homogeneización de la temperatura. El aire enrarecido que circula alrededor de las plantas, cargado del Anhídrido carbónico que éstas desprenden, es removido por el flujo de aire y de esta manera se contribuye a una mejor respiración y como consecuencia directa, una mejor fotosíntesis.

    Con una configuración adecuada de la ventilación tendremos en nuestras manos la clave del éxito para nuestro cultivo de interior, acabaremos con las bolsas de aire caliente que se forman debido al calor generado por las lámparas de sodio o halogenuros, distribuiremos uniformemente el aire fresco que proviene de la intracción por todo el armario o sala, repartiendo también a su vez el CO2 de manera homogénea. Los ventiladores también nos ayudan a bajar la humedad relativa del aire que resulta prácticamente imprescindible sobre todo en la fase de floración cuando más riesgos tenemos infecciones por hogos relacionados con este factor. Un flujo de aire continuo y uniforme conseguirá que nuestras plantas desarrollen un trono y unos tallos más gruesos y resistentes como método de defensa contra el balanceo constante al que se ven sometidos.

    Lo que buscamos con el uso de un ventilador en el cultivo de interior es imitar de la forma más real posible las condiciones climatológicas que las plantas de cannabis tendrían creciendo en la naturaleza. En el medio natural, las plantas están sometidas a los elementos y fenómenos meteorológicos y por este motivo debemos recrear de la forma más realista este entorno, pero imitando los factores beneficiosos. Un ventilador oscilante será el que mejor imite a la brisa natural.

    Existen en el mercado un amplio abanico de modelos, tamaños y potencias entre los que seguro encontrarás el que mejor se adapte a tus necesidades o las necesidades de tu cuarto, armario o invernadero.

    Una vez elegido nuestro ventilador tenemos que tener en cuenta que el flujo de aire ejercido sobre nuestra plantas no debe ser muy potente, solo lo justo para mover un poco las hojas imitando una leve brisa, que es la que beneficia realmente. Si nos pasamos con el aire podemos provocar quemaduras en las hojas. Lo mejor es que el ventilador oscile para que la corriente de aire se mueva y no esté todo el rato proyectándose en el mismo lugar. Si por razones de temperatura alta o para evitar las bolsas de aire enrarecido debemos aumentar la velocidad de giro o potencia, debemos evitar el contacto directo.

    Aplicación de los diferentes modelos de Ventilador para cultivo de marihuana

    Ventilador de Clip. Es un dispositivo pequeño y con poco caudal de aire, por lo que resulta ideal para pequeños armarios de cultivo. Debido a su sistema de fijación de pinza es muy cómodo de instalar en cualquier barra del armario. En armarios de cultivo de pequeño tamaño dedicados al enraizamiento de esquejes o al crecimiento es muy habitual y recomendado el uso de este ventilador, que podemos fijar al reflector enfocándolo directamente hacia la lámpara y consiguiendo una refrigeración extra que nos permitirá acercar la luz un poco más a las plantas.

    Ventilador de Clip Oscilante. Es una mejora del modelo clásico que consigue, mediante su movimiento, que el aire se reparta de manera más uniforme por la superficie del armario de cultivo, acabando de manera más eficiente con las bolsas de aire viciado. Este modelo es muy adecuado para instalar en armarios de cultivo de interior y podemos colocarlo de varias formas diferentes. Una buena manera es fijarlo a las barras horizontales a una altura media y el flujo de aire oscilará de arriba hacia abajo abarcando toda la superficie de forma uniforme. Otra opción interesante es colocarlo en las barras del techo del armario y si queremos, aumentar la potencia consiguiendo que el aire llegar a todos los rincones de manera uniforme y oscilante. Este flujo de aire oscilante hace que las ramas se hagan más fuertes y resistentes. Normalmente el modelo oscilante suele ser más potente que el modelo normal.

    Ventilador de Pie. Es uno de los modelos de mayor éxito para cultivo de interior, pero sobre todo para cuartos, salas de cultivo y también habitación de secado. Con un modelo estándar podremos tener cubiertas las necesidades de ventilación que nos generan un par de focos de 600w o 3 focos de 400w aproximadamente. La potencia y flujo de aire de estos aparatos es mayor que la de los de pinza y por eso no se recomienda su uso en armarios, a no ser que sean armarios de cultivo de grandes dimensiones como los Dark Room V2.5. Con el uso de estos dispositivos las plantas reforzarán notablemente sus tallos y se contribuirán a mejorar la absorción del agua de riego.

    Ventiladores de suelo industriales. Podemos usarlos para multitud de tareas en interiores de grandes. Una de sus posibles aplicaciones sería utilizarlos en cultivos de plantas de gran altura en los que debido a esta característica se proyecta bastante sombra. Uno opción para ayudar a mejorar esta situación y los posibles inconvenientes que puede provocar es dirigir el flujo de aire hacia las zonas que más lo necesiten que en este caso serían las zonas más bajas. De esta manera acabaremos con las bolsas de aire húmedo que pueden potenciar la aparición de plagas fúngicas como oidio o botrytis

    Ventilador de pared con mando. Se recomienda este dispositivo en cuartos de cultivo grandes donde toda la superficie esté cubierta por las plantas y por lo tanto, el acceso o la ubicación de más útiles, sea complicada. Para estas situaciones es muy adecuado debido a la comodidad de encontrarse elevado y disponer de un mando con el que podemos controlarlo a distancia. Se instalan con mucha facilidad y nos evitan el engorro de los cables sueltos por el cultivo, además son oscilantes y ajustables en distintas configuraciones de flujo de aire para adaptarse a cualquier necesidad.

    Ventilador Multifan Turbo. Es otro modelo de ventilador de suelo oscilante pero de menor potencia que los industriales y al igual que estos son muy adecuados para dirigir rachas de aire a las zonas bajas sombreadas por las copas de las plantas. Son muy ligeros y fáciles de manejar y mover

Dispositivos de Control de Clima para cultivo marihuana

Uno de los factores fundamentales y decisivos que incide de forma directa en la calidad y cantidad de nuestras cosechas de marihuana es el control de clima. Y ¿qué entendemos por control de clima en cultivo de marihuana? Con esta denominación englobamos todos los aparatos electrónicos o dispositivos que nos permiten modificar o mantener unas condiciones climáticas adecuadas para llevar a término nuestras cosechas con las mayores garantías.

Los cultivadores experimentados saben perfectamente la gran cantidad de factores que pueden influir en nuestras cosechas y algunos de ellos, que a veces no se tienen muy en cuenta y que acabarán afectando de forma directa al resultado de nuestro cultivo, son, sin lugar a dudas, el control de la temperatura y humedad y la ventilación.

Los aparatos o dispositivos que conforman la categoría del control de clima se pueden sub agrupar en varios niveles:

  • Extractores
  • Ventiladores
  • Humidificadores
  • Deshumidificadores
  • Tubos

Planificar un cultivo de marihuana para controlar el clima de forma correcta no es muy complicado y aunque tengamos que hacer un esfuerzo económico un poco mayor, nos veremos recompensados gratamente ya que nuestra cosecha será más abundante y su calidad muy superior.

Para saber que dispositivos debemos usar y cuál es la manera correcta lo primero que tenemos que hacer siempre es llevar a cabo las mediciones oportunas para saber en qué rangos de temperatura y humedad nos estamos moviendo. Estas mediciones se hacen con un termohigrómetro y también los podemos encontrar en nuestra web.

Una vez que sabemos a lo que nos enfrentamos tenemos que decidir si necesitamos humidificador, deshumidificador o ninguno de ellos, la potencia y tipo de los extractores e intractores, cuánto tubo vamos a necesitar, de qué tipo, por donde vamos introducir y extraer aire limpio y fresco, como sujetamos el tubo y los extractores, al fin y al cabo, se trata de medir, planificar y mantener.

Os preguntaréis ¿Cómo decido todo esto? Pues bien, hay varias opciones, puedes informarte por internet en multitud de foros y blogs que existen en la actualidad repletos de manuales y consejos de otros cultivadores, puedes ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos, si lo necesitas, tanto en la planificación como en todo el proceso de cultivo y cosecha y también puedes consultar nuestro blog.

Además de toda la información que podemos obtener de otros cultivadores, de internet, libros, tiendas, etc., una muy importante es la experiencia y el aprendizaje. A medida que vayamos adquiriendo conocimientos cada vez iremos afinando más y hasta seremos capaces de planificar nuestros propios sistemas de control del clima sin ayuda de nadie y a veces con mejores resultados. El cultivo no es una ciencia exacta y está abierto a experimentación.