Categorías

Cómo engordar cogollos de maría

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0

Muchos cultivadores se preguntan cómo engordar cogollos de maría y conseguir el mayor volumen, peso y compactación posibles y lo primero que debemos tener en cuenta para conseguir el ansiado engorde, es que cualquier tarea que podamos realizar para conseguir ese objetivo, ha de llevarse a cabo a lo largo de todo el proceso de cultivo.  Una vez cortes tus cogollos, no habrá posibilidad alguna de engorde

Dicho esto, en I Wanna Grow somos conscientes de la importancia de obtener unos cogollos tan grandes, pesados y compactos como sea posible y para que puedas alcanzar tu objetivo te vamos a dar seis sencillos consejos. ¡Compruébalo tú mismo y verás como el resultado es sorprendente!

6 consejos sobre cómo engordar cogollos de maría

Ya hemos mencionado anteriormente que el engorde de los cogollos no se puede hacer una vez cortados, así que las seis recomendaciones que te vamos a dar están relacionadas con el cuidado de tu planta y son las siguientes:

cómo engordar cogollos de maría

  • Dale la luz correcta según la etapa de desarrollo en la que se encuentre. Se pueden diferenciar dos fases: fase de crecimiento y fase de floración y en cada una de ellas la planta necesitará más o menos horas de luz. Una de las principales diferencias entre el cultivo de interior y exterior de maría está relacionada con la iluminación y, según donde estés cultivando, esta se gestiona y planifica de diferentes maneras:

Las semillas cultivadas en interior necesitan 18 horas de luz durante la primera etapa y 12 durante la segunda, y la mejor forma de proporcionársela es con un kit de iluminación compuesto por todo lo necesario como para poder controlar esta variable.

La luz de las plantas cultivadas en exterior está ligada a la estación del año en la que nos encontremos y cuantas más horas de luz mejor. Para asegurarte de que las semillas reciben la luz que necesitan en cada momento y engordar así tus cogollos, lo mejor es que plantes entre marzo y junio, cuando los días se van alargando. Cuando comiencen a ser más cortos otra vez, tu planta entrará en la etapa de floración y, como la luz que necesita en este momento es menor, no habrá ningún tipo de problema.

  • Dale a cada planta el espacio que necesita. Para que una planta de marihuana crezca lo máximo posible,  es importante que cuente con el espacio suficiente para hacerlo. Si tienes tu cultivo de exterior en un espacio grande, como en el jardín, o cultivas en tierra madre, normalmente no vas a tener ningún problema. Sin embargo, si lo tienes en un balcón o tu cultivo es de interior y está en un armario, la cosa cambia.

Si tienes un cultivo de interior opta por macetas de entre 5.5 y 11 litros pues nos interesa tener plantas más pequeñas que las que se cultivan en exterior. Si quieres abonar más a menudo, lo recomendable es apostar por las macetas más pequeñas ya que se secan con mayor rapidez y de esta manera podrás regar, y por lo tanto abonar, con más asiduidad

Si tu cultivo es de exterior, cuanto más grande sea la maceta mejor se desarrollan sus raíces y por lo tanto la planta, lo que contribuye de manera notable al engorde de los cogollos, pero es verdad que hemos de tener en cuenta el espacio del que disponemos. Si no hay problema de espacio, usaremos macetas grandes y si hay poco espacio, las mayores que podamos permitirnos. Dicho esto, podemos movernos en unos rangos, y lo más habitual para las autoflorecientes serían macetas de entre 11 y 30 litros y para feminizadas normales de 17 a 50 litros, incluso más, aunque con estas últimas, si queremos obtener el máximo rendimiento es aconsejable empezar con macetas más pequeñas e ir haciendo trasplantes. Has de tener en cuenta también que a veces podemos preferir tener plantas más pequeñas para que nos entren más en el mismo espacio, o para que no se vean desde el exterior. Si este es tu caso, usa macetas más pequeñas dentro de los rangos aconsejados

  • Asegúrate de que aportas los nutrientes y estimuladores necesarios. Para obtener un buen resultado es imprescindible proporcionar a nuestras plantas los fertilizantes básicos para crecimiento y floración, pero si queremos exprimirlas al máximo es muy aconsejable usar otro tipo de aditivos como estimuladores de raíces para un crecimiento más sano, vigoroso y exuberante, estimuladores de floración para aumentar la cantidad de resina, mejorar el aroma y sabor y engordar los cogollos y aportes de fósforo y potasio PK, específicos para engorde y compactación. Usando todos los productos en las proporciones adecuadas y controlando el ph del agua para que estos nutrientes pueden ser absorbidos de la mejor manera, estaremos mucho más cerca de conseguir nuestro objetivo.
  • Usa un sustrato adecuado. Se debe usar un sustrato de calidad, a poder ser específico para cultivo de marihuana o en su defecto una turba no específica pero sí de calidad, como puede ser el sustrato Compo Sana o similares que suelen vender en viveros o tiendas de jardinería. Las tierras de baja calidad adquiridas en lugares no pertenecientes al sector agrícola pueden ocasionarnos problemas de plagas ya que no suelen estar bien tratadas fitosanitariamente, por lo que no son nada recomendables. 
  • Hay que controlar las variables que afectan al cultivo tales como el agua, la humedad y la ventilación. Tenemos que regar de la manera correcta para que no haya ni exceso ni carencia de agua. Debemos controlar y corregir el ph del agua de riego. La temperatura la adecuada debe rondar en torno a los 25º. La humedad relativa del aire aproximada en la fase de crecimiento siempre debe ser mayor y estar comprendida entre el 70 y 80%. En la fase de floración debe ser menor y un valor adecuado sería el 50%. Debemos Mantener una ventilación adecuada para renovar el aire del cultivo. Todas estas variables son más fáciles de controlar en interior ya que podemos hacer uso de  diversas herramientas para conseguir los valores óptimos, como calefacción, aire acondicionado, ventiladores, extractores, deshumidificadores, humidificadores, etc. En exterior no podemos controlar muchas de estas variables
  • Protege tus plantas de plagas e infecciones. Es conveniente tratar tus plantas de manera preventiva contra insectos, ácaros e infecciones por hongos y a ser posible, hacerlo con tratamientos orgánicos. Si vas a utilizar pulverizadores, presta atención al usarlos porque durante la fase de floración pueden humedecer los cogollos y hacer que aparezcan hongos.

Antes de terminar, queremos indicar que no es conveniente eliminar hojas de las plantas para que los cogollos reciban más luz. Hay cultivadores que piensan que puede ser bueno, pero no es así, ya que dichas hojas son necesarias para el proceso de la fotosíntesis y solo deberíamos quitar las que estén muy deterioradas.

En resumen, ¿cómo engordar cogollos de maría? Pues como has podido comprobar, es un proceso lógico en el que tenemos que controlar todos y cada uno de los aspectos que están relacionados con el cuidado de la planta. La iluminación, el espacio, los nutrientes, el riego, la temperatura, la ventilación… ¡todo es importante!

Valoraciones
Revisado por
I Wanna Grow
Fecha de revisión
Nombre de Artículo
Como engordar cogollos de maria
Valoración del Autor
5estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas
Comparte en tus redes
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


4 × = cuatro

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>