Categorías

Receta Mantequilla de Marihuana

Comparte en tus redes
Share on Facebook19Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0

mantequilla de marihuana

El uso medicinal de la marihuana es cada vez más común y una de las mejores formas de administrarla para todas aquellas personas que no quieren humos en su vida es en forma de mantequilla.

La mantequilla de marihuana nos puede ayudar a calmar algunos dolores físicos, pero es ideal, sobre todo, para conseguir un estado de relajación muy profundo y combatir el insomnio.

A pesar de que la mayoría de consumidores de este tipo de mantequilla buscan su efecto terapéutico en su lucha contra algunas enfermedades, hay mucha gente que la consume con fines totalmente lúdicos.

En I Wanna Grow os vamos a enseñar cómo hacer mantequilla de marihuana de manera muy fácil y con ingredientes que todos tenemos en nuestra cocina. ¡Vamos a ello!

Ingredientes y utensilios para preparar mantequilla de marihuana:

  • 250 gramos de mantequilla
  • 15 gramos de hojas secas de marihuana o 5 gramos de cogollos
  • Agua
  • Una olla grande
  • Un recipiente más pequeño para meter en la olla como un cazo
  • Un colocador metálico
  • Cuchara o espátula pequeña
  • Una tarrina, tupperware o bote preferiblemente de plástico
ingredientes mantequilla de marihuana

Ingredientes y utensilios para la mantequilla de marihuana

Muy importante. Para elaborar y que sea efectiva la mantequilla de marihuana, tenemos que utilizar única y exclusivamente mantequilla, la margarina no nos va a servir para nuestro propósito así que no la utilicéis para vuestra receta.

Elaboración

  1. Limpiar la hierba para eliminar los sabores amargos de la clorofila de la siguiente manera:

. Poner la marihuana en la olla grande

. Añadir agua hasta que quede cubierta por completo la materia vegetal

. Calentar hasta que llegue a su punto de ebullición

. Bajar la temperatura dejando que la hierba se cocine a fuego lento durante unos 10 minutos aproximadamente.

. Hacemos pasar todo el contenido de la olla por un colador para desechar el agua y quedarnos solo con la maría

. Volvemos a colocar la marihuana en la olla.

. Este proceso debemos repetirlo hasta 3 veces si fuese necesario, hasta que el agua salga lo más clara posible.

  1. Cocinar la hierba limpia al baño maría

. Meter la hierba, ya sean hojas o cogollos, y la mantequilla en el cazo pequeño.

. Introducir el cazo pequeño en la olla

. Introducir agua en la olla grande

. Cocinar al baño maría durante unos 40 minutos como mínimo hasta que la mantequilla esté totalmente derretida

  1. Filtrado final

. Verter el líquido resultante de la cocción en otro recipiente haciéndolo pasar a través del colador para desechar la materia vegetal. Lo que nos interesa es el líquido.

. Podemos prensar la hierba para escurrirla al máximo ayudándonos con una cuchara o similar

4. Dejar enfriar el líquido a temperatura ambiente

  1. Pasar al frigorífico

. Poner el recipiente el frigorífico y dejar refrigerar unas 6 horas. A partir de ese momento ya podemos consumirla

. Mantener el frigorífico para su conservación como cualquier otra mantequilla convencional

Ya tendríamos la mantequilla lista, aunque algunas veces queda algo de líquido y una pequeña capa de impurezas en la parte inferior y algunos consumidores añaden un último paso de limpieza para purificarla aún más antes de usarla por primera vez. Este proceso no es imprescindible. Solo tendremos que hacer un agujero en una esquina inferior del recipiente, si el material lo permite, para sacar todo el líquido. Una vez hayamos sacado el líquido depositamos la mantequilla en un plato y con un cuchillo rascamos la capa con impurezas que será de un color más oscuro y verdoso que la mantequilla. Si no podemos hacer el agujero pues simplemente retiramos el líquido sobrante, una vez en el plato, con papel absorbente.

Después de esto solo nos queda disfrutar de la mantequilla que con tanto cariño hemos cocinado. Podemos usarla como base de nuestra cocina o simplemente para ingerirla en tostadas.

Recomendaciones para el consumo de la mantequilla de maría

Antes de empezar con su degustación tenemos que tener claro que hay que empezar con dosis muy bajas, puesto que la marihuana ingerida pega muchísimo más fuerte que la marihuana fumada o vaporizada. Cuando la fumamos solo se aprovecha el 40% de la materia verde, al consumirla en forma de alimento aprovechamos el 100% por lo que el efecto puede llegar a dejarnos noqueados.

Por esta misma razón aconsejamos siempre empezar con dosis mínimas y según vaya reaccionando nuestro cuerpo, aumentar la dosis hasta conseguir el nivel óptimo que necesitamos para el tratamiento de nuestras enfermedades, dolencias o experiencia lúdica.

No nos debemos desesperar si no notamos nada al principio y caer en el error de comer más ya que podemos sufrir un viaje muy desagradable. Empezaremos a notar sus efectos a partir de los 30 o 40 minutos de haberla consumido y sus efectos durarán horas.

No debemos dejar que una mala experiencia por una mala dosificación nos aleje de la medicina natural.

En el sector cannábico podemos encontrar infinidad de recetas suculentas, como por ejemplo, el brownie de maría que seguro te gustará

Valoraciones
Revisado por
I Wanna Grow
Fecha de revisión
Nombre de Artículo
mantequilla de marihuana
Valoración del Autor
5estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas
Comparte en tus redes
Share on Facebook19Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


ocho + = 15


Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información ACEPTAR
Aviso de cookies