Categorías
  • Atención Pesonalizada
  • Horario
  • Web Segura
  • Manuales
  • Devoluciones
  • Discreción
  • Semillas de marihuana descuento
  • Kits 600w Electrónicos

Ventiladores 

Mostrando 1 - 10 de 10 items
Mostrando 1 - 10 de 10 items

Ventiladores para cultivo de interior de marihuana

A veces no se repara mucho en la importancia de tener un buen ventilador en nuestro cultivo de interior de marihuana, pero si analizamos los beneficios que aporta a nuestras plantas, se convertirá en un elemento indispensable para dirigir nuestra plantación hacia el resultado más optimizado y natural.

Con el uso de ventiladores en tu cultivo de interior conseguirás remover el aire de tu armario o cuarto contribuyendo a la regulación, o mejor dicho, homogeneización de la temperatura. El aire enrarecido que circula alrededor de las plantas, cargado del Anhídrido carbónico que éstas desprenden, es removido por el flujo de aire y de esta manera se contribuye a una mejor respiración y como consecuencia directa, una mejor fotosíntesis.

Con una configuración adecuada de la ventilación tendremos en nuestras manos la clave del éxito para nuestro cultivo de interior, acabaremos con las bolsas de aire caliente que se forman debido al calor generado por las lámparas de sodio o halogenuros, distribuiremos uniformemente el aire fresco que proviene de la intracción por todo el armario o sala, repartiendo también a su vez el CO2 de manera homogénea. Los ventiladores también nos ayudan a bajar la humedad relativa del aire que resulta prácticamente imprescindible sobre todo en la fase de floración cuando más riesgos tenemos infecciones por hogos relacionados con este factor. Un flujo de aire continuo y uniforme conseguirá que nuestras plantas desarrollen un trono y unos tallos más gruesos y resistentes como método de defensa contra el balanceo constante al que se ven sometidos.

Lo que buscamos con el uso de un ventilador en el cultivo de interior es imitar de la forma más real posible las condiciones climatológicas que las plantas de cannabis tendrían creciendo en la naturaleza. En el medio natural, las plantas están sometidas a los elementos y fenómenos meteorológicos y por este motivo debemos recrear de la forma más realista este entorno, pero imitando los factores beneficiosos. Un ventilador oscilante será el que mejor imite a la brisa natural.

Existen en el mercado un amplio abanico de modelos, tamaños y potencias entre los que seguro encontrarás el que mejor se adapte a tus necesidades o las necesidades de tu cuarto, armario o invernadero.

Una vez elegido nuestro ventilador tenemos que tener en cuenta que el flujo de aire ejercido sobre nuestra plantas no debe ser muy potente, solo lo justo para mover un poco las hojas imitando una leve brisa, que es la que beneficia realmente. Si nos pasamos con el aire podemos provocar quemaduras en las hojas. Lo mejor es que el ventilador oscile para que la corriente de aire se mueva y no esté todo el rato proyectándose en el mismo lugar. Si por razones de temperatura alta o para evitar las bolsas de aire enrarecido debemos aumentar la velocidad de giro o potencia, debemos evitar el contacto directo.

Aplicación de los diferentes modelos de Ventilador para cultivo de marihuana

Ventilador de Clip. Es un dispositivo pequeño y con poco caudal de aire, por lo que resulta ideal para pequeños armarios de cultivo. Debido a su sistema de fijación de pinza es muy cómodo de instalar en cualquier barra del armario. En armarios de cultivo de pequeño tamaño dedicados al enraizamiento de esquejes o al crecimiento es muy habitual y recomendado el uso de este ventilador, que podemos fijar al reflector enfocándolo directamente hacia la lámpara y consiguiendo una refrigeración extra que nos permitirá acercar la luz un poco más a las plantas.

Ventilador de Clip Oscilante. Es una mejora del modelo clásico que consigue, mediante su movimiento, que el aire se reparta de manera más uniforme por la superficie del armario de cultivo, acabando de manera más eficiente con las bolsas de aire viciado. Este modelo es muy adecuado para instalar en armarios de cultivo de interior y podemos colocarlo de varias formas diferentes. Una buena manera es fijarlo a las barras horizontales a una altura media y el flujo de aire oscilará de arriba hacia abajo abarcando toda la superficie de forma uniforme. Otra opción interesante es colocarlo en las barras del techo del armario y si queremos, aumentar la potencia consiguiendo que el aire llegar a todos los rincones de manera uniforme y oscilante. Este flujo de aire oscilante hace que las ramas se hagan más fuertes y resistentes. Normalmente el modelo oscilante suele ser más potente que el modelo normal.

Ventilador de Pie. Es uno de los modelos de mayor éxito para cultivo de interior, pero sobre todo para cuartos, salas de cultivo y también habitación de secado. Con un modelo estándar podremos tener cubiertas las necesidades de ventilación que nos generan un par de focos de 600w o 3 focos de 400w aproximadamente. La potencia y flujo de aire de estos aparatos es mayor que la de los de pinza y por eso no se recomienda su uso en armarios, a no ser que sean armarios de cultivo de grandes dimensiones como los Dark Room V2.5. Con el uso de estos dispositivos las plantas reforzarán notablemente sus tallos y se contribuirán a mejorar la absorción del agua de riego.

Ventiladores de suelo industriales. Podemos usarlos para multitud de tareas en interiores de grandes. Una de sus posibles aplicaciones sería utilizarlos en cultivos de plantas de gran altura en los que debido a esta característica se proyecta bastante sombra. Uno opción para ayudar a mejorar esta situación y los posibles inconvenientes que puede provocar es dirigir el flujo de aire hacia las zonas que más lo necesiten que en este caso serían las zonas más bajas. De esta manera acabaremos con las bolsas de aire húmedo que pueden potenciar la aparición de plagas fúngicas como oidio o botrytis

Ventilador de pared con mando. Se recomienda este dispositivo en cuartos de cultivo grandes donde toda la superficie esté cubierta por las plantas y por lo tanto, el acceso o la ubicación de más útiles, sea complicada. Para estas situaciones es muy adecuado debido a la comodidad de encontrarse elevado y disponer de un mando con el que podemos controlarlo a distancia. Se instalan con mucha facilidad y nos evitan el engorro de los cables sueltos por el cultivo, además son oscilantes y ajustables en distintas configuraciones de flujo de aire para adaptarse a cualquier necesidad.

Ventilador Multifan Turbo. Es otro modelo de ventilador de suelo oscilante pero de menor potencia que los industriales y al igual que estos son muy adecuados para dirigir rachas de aire a las zonas bajas sombreadas por las copas de las plantas. Son muy ligeros y fáciles de manejar y mover